#RelatosSomosFoich: Cuatro historias que nos inspiran

Cuatro familias de la comunidad de Foich han querido compartirnos sus historias para que sepamos cómo ha sido vivir con Osteogénesis Imperfecta pero, sobre todo, que se puede salir adelante.

Matilde Riera

Matilde Riera Parra es una niña de 7 años diagnosticada el día de su nacimiento con Osteogénesis Imperfecta tipo III. Vive con sus padres y cursa 2do básico en el colegio San Pablo Misionero, en San Bernardo. Actualmente se recupera de su cuarta intervención de cambio de clavos Fassier Duval en ambas tibias que esperamos como familia sigan ayudando en su desarrollo.

Matilde es una niña que se desenvuelve muy bien en su medio y con un alto nivel de auto cuidado, es muy alegre y le encanta explorar su lado artístico.

Martina Barrientos

Martina Barrientos Velásquez tiene 9 años y cursa 3ero básico. Al segundo día de nacida noté que lloraba mucho cuando le tomaba su pierna. Después de realizarle exámenes le diagnosticaron Osteogénesis  Imperfecta  tipo  III. Aunque al principio fue un gran dolor, Martina ha podido ponerse clavos Fassiel Duval  con gran éxito y en gran parte gracias al Dr. Claudio Meneses que la atiende.

En sus nueve años, Martina ha tenido 28 fracturas y aunque aún no camina estamos en proceso para lograrlo. Es coqueta, inteligente y femenina ¡Es nuestro todo! ¡La amamos mucho!

 

Sebastián y Fabián Rodríguez

Sebastián y Fabián Rodríguez, de 13 y un año respectivamente, tienen Osteogénesis Imperfecta. Sebastián tiene 13 años y cursa 7mo básico en un colegio de Santiago Centro. Fabián tiene un año recién cumplido. Sebastián está con tratamiento de Pamidronato y hormonas de crecimiento, y Fabián, a la espera de su primera operación con los clavos Fassiel Duval.

Karlitos Pedreros

Karlitos Pedreros tiene dos años y le diagnosticaron Osteogénesis Imperfecta tipo III el día que nació. En su primer año de vida sufrió tres paros cardiacos que lo dejaron debilitado, por lo que tuvo que pasar ese periodo conectado a máquinas. Pero en junio de este año, Karlitos fue dado de alta y pudo conocer su casa y a su hermanito, después de pasar casi dos años en el hospital.

Les comparto su historia para que sepan que pese al sufrimiento se puede salir adelante.

4 thoughts on “#RelatosSomosFoich: Cuatro historias que nos inspiran”

  1. Soy tía de mi cielo dorado, Matilde Riera, la he visto crecer y desarrollarse en un ambiente rodeado de mucho amor. Lo mejor, es la integración que recibió en el jardín infantil y ahora en su colegio.
    Gracias a mi Dios, mi niña nos sorprende día día.
    Espero lo mismo, para cada uno de los niños que integran FOICH.

  2. Karlitos!! Un guerrero incansable tuve la dicha de compartir contigo y con tu mamita eres un luchador aún recuerdo lo pequeñito y frágil que eras ,hoy te veo y no creo como pasa el tiempo pequeño sólo desearte toda la felicidad para ti y tu familia sólo decirte que Dios pone madres especiales para hijos especiales te quiere tu tía postiza de neonatologia cariños mil .

  3. Que bueno que Matide Riera Parra tenga un gran avance en su desarrollo y comportamiento, Les deseo a ella y a todos estos gigantes, porque son pequeños pero engrandecen a los que los rodean con su afán de superación y alegría y con su ímpetu contagian a las personas como yo a dar “gracias”. La conocí por su abuela Brenda Ramos Cantillana sólo por este medio comunicacional (Internet) le mando un gran abrazo ! Que el Señor le acompañe y guarde a ella y al equipo de la fundación¡ a su familia y a su entorno.

  4. Soy la madrina de Martina Barrientos, es un ser lleno de luz propia que ha salido a delante pese a lo duro y frustrante que es esta enfermedad. Sin duda que ella y estos pequeños son unos luchadores de esta vida. Entregan y enseñan, dan esperanza y llenan el alma. Martina yo te amo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *